Transtornos temporomandibulares (disfunción cráneo-mandibular; DCM)

Muchas personas sufren como consecuéncia de las llamadas disfunciones temporomandibulares .Estas interfieren en las funciones normales de los músculos masticatorios tales como crujir de dientes, apretar la mandíbula o empujar la lengua. El resultado de la mayoría de estas parafunciones se refleja en una mordedura incorrecta, combinada por lo gneral con un componente psicológico: el estrés. El término genérico para esta disfunción del sistema masticatorio es la disfunción cráneo-mandibular (DCM).

Los más afectados no saben que sufren de una disfunción temporomandibular, ni suelen buscar  en el campo de la odontología, la causa de muchos problemas posteriores derivados de ello.

 


La cooperación interdisciplinaria 
Los pacientes que tienen problemas de disfunción craneomandibular a menudo no conocen los síntomas y no pueden captar su complejidad.

¿Puede el paciente sabe que la causa de su dolor de espalda  está en la articulación de la mandíbula? Así como que esta puede ser  la causa de sus dolores de cabeza, su tinnitus o sensación de vértigo? Por esta razón, tiene sentido a menudo trabajar con otros departamentos, porque un solo departamento se verían desbordado y no tienen la competéncia necesaria para una  terapia compleja.

Para que esta terápia resulte efectiva deberá extenderse el tratamiento , según sea el caso, a toda una série de áreas ligadas entre sí: odontólogos, ortodoncistas, cirujanos, ortpedas, fisioterapeutas, osteópatas, logopedas, cirujanos orales, técnicos dentales, otorrinolaringólogos, psicólogos, neurólogos, especialistas en terapias del dolor, médicos generales, internistas, naturópatas, homeópatas...etc.Esta visión y colaboración mas allá del propio departamento, contribuirán en gran medida a la mejoría de los sintomas del dolor.